Ir al contenido principal

Centenario del Himno a la Vall d'Uixó.

                                               












                                              "En un pla rodejat de muntanyes,
                                                     una vila en la falda s'estén:
                                                        és la Vall, nostr pàtria beneita,
                                                           d'Espadà en la serra, al començ."




Hoy 12 de septiembre se cumplen 100 años del estreno del Himno a la Vall d'Uixó, mi ciudad, mi casa. Un Himno que nació bajo la idea de Eleuterio Pérez, que unió a dos grandes compositores del pueblo, de ideologías contrarias, pero unidos por su amor al pueblo y sus vecinos: Francisco Peñarroja y Leonardo Mingarro.


                                                   "Té per porta la mar llevantina,
                                                       per defensa, l'abrupte murall,
                                                         per riquesa, els fruits de la terra
                                                            i per timbre, sa amor a les arts."


 Ayer se celebró en la Plaza del Centro de la ciudad un concierto en homenaje a aquél que se celebró hace un siglo, interpretando algunas de las piezas que aquélla noche sonaron, como  Rienzi de R. Wagner, o Es xopà hasta la Moma, de S. Giner.
La plaza se llenó de gente, rememorando aquel lleno absoluto de 1911. No era de extrañar, pues se representó la ópera Parsifal de Wagner, bajo expresa autorización de la viudad del autor, ya que nos e podía representar en una capital en un período menor de 20 años, y el mismo año se había presentado en Barcelona, capital del mismo país. Por tanto, era improbable. El Maestro Peñarroja escribió a la viuda de Wagner, explicando el gran acontecimiento que se iba a celebrar y su deseo de interpretar Parsifal. Ella accedió. Para tan extraordinaria ocasión, además del vecinos como público, se trasladaron muchos de ciudades vecinas como Castellón y Valencia, y los hubo del resto de España.


                            "Isquen notes d'un cant a la vila
                                 que s'aixequen del cor falaguer;
                                     des del mar fians al mont creuen l'àmbit
                                         i giren i juguen portades pel vent,


                             confonent-se en total harmonia
                                i fent un sol prec
                                  que l'espai infinit atravesse,
                                      anant fins a Déu."


Volviendo a ayer, la jornada agrupó todo el arte cultura y musical de la ciudad. La música de las tres bandas de la ciudad, y las voces de los cinco coros que existen, junto con tres tenores. Aquí es quizá donde falló el acto, ya que Himno a la Vall d'Uixó se compuso para 4 voces, dos hombres y dos mujeres, que abarcaran tenor, soprano, mezzosoprano y barítono; y no para tres tenores haciendo una sóla voz.
Aun así, la actuación fue excelente.

En mi familia, la vertiente musical siempre ha estado presente, y el gusto por la música de banda y el bel-canto está muy arraigado en mi ciudad. Es por ello que he creído, y creo, conveniente el considerar la música como una vertiente más del arte. Es una capacidad más del ser humano de crear y expresarse.
Por ello he querido aprovechar este acto que me llega tan de cerca para poner otra vertiente artística más a esta andadura del blog.



                                              " Visca Vall d'Uixó!
                                                    Soïsca tot arreu!
                                                          Visca, visca tot arreu!"

Comentarios

  1. Moltes gràcies per la teva aportació, després de 39 anys per fi he descobert perfectament l'himne del nostre poble. Llástima que no ens l'ensenyaren en el col.legi, deuria d'estar obligat.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restauración de un Belén completo.

Empezamos la presentación del que será un proyecto duradero y a la vez placentero. Como belenista que soy, sobra decir que todo lo relacionado con el Belén y el Belenismo me apasiona. Y con este proyecto se unen dos grandes pasiones: afición y profesión.
La restauración de este Belén completo, formado por más de 50 figuras antiguas de las fábricas de Olot (fechadas dichas figuras a finales del siglo XIX), realizadas con moldes positivados usando pasta de madera, cáñamo y lienzos.
Como nos hallamos ante un proceso largo en cuanto al número de obras, sobra decir que esta publicación se alargará en el tiempo hasta finalizar con la última de las piezas. Mientras tanto, iremos publicando los avances en el trabajo.
El estado de las obras es propio de su antigüedad y de su uso, pues hasta hace relativamente poco eran utilizadas para montar el anual Belén del colegio donde se guardan. Los faltantes de volumen se traducen en faltas de brazos, cabezas, piernas, manos, pies, patas en el caso de…

DISCURSO ICONOGRÁFICO, ICONOLÓGICO Y TÉCNICO DE LA GLORIA Y LAS CARTELAS DEL TECHO DE PALIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA AURORA.

Toda representación plástica dentro del arte sacro está altamente fundamentada en relaciones simbólicas e iconográficas. Todo elemento que aparece suele tener una fuerte significación iconológica. Los símbolos artísticos son muy fuertes y están muy presentes en el arte religioso, de ahí que siempre es conveniente realizar un buen planteamiento no sólo de composición espacial, sino también de significado.
Presentamos a continuación la relación y significación iconográfica e iconológica de las escenas que compondrán una parte del nuevo techo de palio de Nuestra Señora de la Aurora, Titular mariana de la Ilustre y Lasaliana Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz, Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestra Señora de la Aurora, María Santísima del Amor, San Juan Bautista de la Salle y Santa Marina, de la ciudad de Sevilla.

Inmaculadas de J. Ribera, A. Cortina y  M. Altomonte, respectivamente.

Las premisas iniciales para la concepción y diseño de la g…

Santo Crucifijo de San Agustín. Pintura sobre lienzo del siglo XVII.

La devoción al Cristo de San Agustín procede de una iconografía arraigada y expandida por la comunidad de los Agustinos, pues era en sus conventos donde se veneraban varias Imágenes con la advocación del Santo Cristo.  Particularmente aquí, en Sevilla, la devoción al Santo Crucifijo de San Agustín data del siglo XIV, siendo tal su devoción popular que en 1649, el Ayuntamiento de la ciudad promete renovar anualmente el Voto de Gracia por haber salvado de una peste a la población.
La efigie del Cristo, desaparecida en los sucesos del 1936, responde a la imagen de un crucificado gótico, con pelo natural, paño de pureza largo, de tela y nimbo aureolado, tocado con corona de espinas. En esta ocasión, encontramos una representación pictórica de la iconografía, presentando la Imagen de la forma en que solía venerarse: en un dosel de telas rojas, sobre un telón de damasco dorado, con candelabros y lámparas votivas. Además, a sus pies, aparecen un ángel tocado con corona real y cuatro alas, …