Ir al contenido principal

San Tarsicio. Pintura sobre lienzo

Este lienzo, de forma circular y diámetro 35 centímetros, representa a un joven sosteniendo un paño con la Sagrada Forma rodeada de un resplandor. El joven, vestido a la usanza romana, aparece en mitad de un paisaje urbano que asemeja una ciudad de la época romana.

Se trata de una representación de San Tarsicio, quien fue, según el Martirologio romano y una evidencia epigráfica, un joven que murió martirizado en la Vía Apia de Roma en torno al año 257 o 258 d.C. Fue comisionado por el obispo de Roma, Sixto II para llevar la eucaristía a los cristianos que estaban en la cárcel, prisioneros por proclamar su fe en Cristo. Por la calle se encontró con un grupo de jóvenes paganos que le preguntaron qué guardaba bajo su manto. Tarsicio se negó a decir nada y mostrarlo, y los otros lo atacaron con piedras y palos. Está considerado como “el mártir de la Eucaristía” y se venera como patrón de los acólitos y monaguillos.


Estado inicial de la obra



El lienzo, usado como pintura central en un estandarte durante muchos años, carece de excesiva calidad pictórica, siendo de un estilo muy popular. Aparece en un estado de conservación nefasto. Está forrado con otra tela que tensa y tira del lienzo original, a la que se encuentra adherido de forma desigual y cosido en todo su borde perimetral.  Causa tensiones, deformándolo y creando arrugas. No parecen faltantes de soporte, pero sí gran cantidad de micro-pérdidas de estrato de preparación y de la capa pictórica. Se desvirtúa de este modo la visión global de la pintura.



Detalles del estado previo

Para realizar un proceso de conservación y restauración sobre la pintura, se plantearon los siguientes procedimientos:
- Limpieza física y mecánica de la obra.
- Protección de la capa pictórica con papel japonés y cola.
- Eliminación del forrado de tela posterior.
-Descosido de la tela por los bordes y retirada puntual de las zonas adheridas de forma mecánica.
- Eliminación de deformaciones mediante calor y presión controlados.
- Consolidación del estrato pictórico.
- Fijación de estratos y partes desprendidas.
- Reentelado de la pieza en un nuevo soporte para darle mayor estabilidad estructural.
- Tensado en un bastidor realizado a medida, de forma circular, para conservar la pieza en exposición.
- Limpieza físico-química de la obra, previo haber realizado tests de solubilidad y disolventes.
- Barnizado protectivo de la obra.
- Reposición de la capa de preparación con estuco.
- Enrasado, nivelado y texturización de lagunas.
- Reintegración cromática de faltantes mediante técnica discernible usando regatino. Primero con          colores al agua y, posteriormente, con pigmentos    al barniz para entonar la reintegración.
- Protección final de la pieza con barniz en spray.


Estucado de faltantes


Estado final



Detalles de las reintegraciones mediante regatino



Comentarios

Entradas populares de este blog

DISCURSO ICONOGRÁFICO, ICONOLÓGICO Y TÉCNICO DE LA GLORIA Y LAS CARTELAS DEL TECHO DE PALIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA AURORA.

Toda representación plástica dentro del arte sacro está altamente fundamentada en relaciones simbólicas e iconográficas. Todo elemento que aparece suele tener una fuerte significación iconológica. Los símbolos artísticos son muy fuertes y están muy presentes en el arte religioso, de ahí que siempre es conveniente realizar un buen planteamiento no sólo de composición espacial, sino también de significado. Presentamos a continuación la relación y significación iconográfica e iconológica de las escenas que compondrán una parte del nuevo techo de palio de Nuestra Señora de la Aurora, Titular mariana de la Ilustre y Lasaliana Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz, Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestra Señora de la Aurora, María Santísima del Amor, San Juan Bautista de la Salle y Santa Marina, de la ciudad de Sevilla.                            Inmaculadas de J. Ribera, A. Cortina y  M. Altomonte, respectivamente. Las premis

Restauración de un Belén completo.

Empezamos la presentación del que será un proyecto duradero y a la vez placentero. Como belenista que soy, sobra decir que todo lo relacionado con el Belén y el Belenismo me apasiona. Y con este proyecto se unen dos grandes pasiones: afición y profesión. La restauración de este Belén completo, formado por más de 50 figuras antiguas de las fábricas de Olot (fechadas dichas figuras a finales del siglo XIX), realizadas con moldes positivados usando pasta de madera, cáñamo y lienzos. Como nos hallamos ante un proceso largo en cuanto al número de obras, sobra decir que esta publicación se alargará en el tiempo hasta finalizar con la última de las piezas. Mientras tanto, iremos publicando los avances en el trabajo. El estado de las obras es propio de su antigüedad y de su uso, pues hasta hace relativamente poco eran utilizadas para montar el anual Belén del colegio donde se guardan. Los faltantes de volumen se traducen en faltas de brazos, cabezas, piernas, manos, pies, patas en

Centenario del Himno a la Vall d'Uixó.

                                                                                               "En un pla rodejat de muntanyes,                                                      una vila en la falda s'estén:                                                         és la Vall, nostr pàtria beneita,                                                            d'Espadà en la serra, al començ." Hoy 12 de septiembre se cumplen 100 años del estreno del Himno a la Vall d'Uixó, mi ciudad, mi casa. Un Himno que nació bajo la idea de Eleuterio Pérez, que unió a dos grandes compositores del pueblo, de ideologías contrarias, pero unidos por su amor al pueblo y sus vecinos: Francisco Peñarroja y Leonardo Mingarro.                                                    "Té per porta la mar llevantina,                                                        per defensa, l'abrupte murall,                                                          per r