Ir al contenido principal

Talla de Cristo crucificado de estilo genovés.

Esta escultura, tallada en madera, mide 50 centímetros de alto, de cabeza a la pies. Con la cruz alcanza una altura total de 75 cm. 
La talla es de una exquisita factura, con virtuosismo y calidad. Puede fecharse en el siglo XVIII y atribuirse al estilo genovés.


La pieza presenta un gran nivel de oscurecimiento y suciedad superficial que oculta la policromía de la talla. Hallamos faltantes de soporte en ambas manos, faltanto los dedos índice y anular que se encuentran extendidos, y meñique en la mano derecha; y el índice y corazón en la mano izquierda. Destaca el nivel de pérdidas en la zona del sudario, producidos por descamación y erosión de la policromía y estrato de preparación, además de un gran faltante de soporte en el lateral del paño de pureza.







Presenta varias fendas en la madera del soporte, propias de los movimientos producidos por los cambios termo-higrométricos a los que toda pieza está sometida por el ambiente. No presentan peligrosidad en cuanto a la estabilidad estructural. En la zona de la cabeza y los pies se observan desgastes y pérdidas del estrato de preparación y de color, así como roces y erosiones. Las manos han perdido los clavos y se sujetan por una mínima parte de madera que las atraviese y ancla a la cruz. Para mayor seguridad, de forma poco adecuada, se incrustó un tornillo desde la parte posterior de la  cruz hasta la mano izquierda.



Destaca, además, la rotura de ambos brazos a la altura de las axilas. Ésto es debido a que los brazos suelen tallarse en un bloque de madera distinto al cuerpo y son añadidos a posteriori. Tanto en los movimientos naturales de la madera como en golpes o movimientos bruscos, ésta zona es de las primera en romper. Además, en este caso se suma que el Cristo no se sujeta a la cruz por ningún tipo de perno trasero, que refuerce la unión ni haga descansar el peso. Simplemente está sujeto a la cruz por los tres clavos. De este modo, el peso recae en zonas débiles de la pieza, como son las axilas o tobillos, por ejemplo, y han sido las primeras las que han roto ante la presión.

La cruz está altamente desconsolidada, presentando multitud de cazoletas y descamaciones en la capa polícroma, teniendo riesgo de pérdida de material original.

Ante todo este conjunto de patologías, se planteó el siguiente proceso de intervención:

- Limpieza físico-mecánica de la obra.
- Consolidación de estratos desprendidos con resina acrílica en dispersión acuosa y sentado del color    mediante cola orgánica. 
- Devolución de la planimetría a las partes deformadas y cazoletas existentes, con presión y calor.
- Fijación de grietas y fisuras.
- Sellado con resina epoxídica.
- Limpieza físico-química de la obra, previo haber realizado tests de solubilidad y disolventes.
- Barnizado protectivo de la pieza.
- Reposición de faltantes de soporte con resina epoxídica bi-componente especial para madera.
- Reposición de la capa de preparación con estuco.
- Enrasado, nivelado y texturización de lagunas.
- Reintegración cromática de faltantes con técnica acuosa.
- Protección final de la pieza con barniz en spray y retoque con colores al barniz.
- Realización de una espiga de madera de pino que actúe de perno para sujetar la talla a la cruz. Se        ha añadido en la parte trasera del sudario.
- Realización del clavo faltante  con resina acrílica y madera.


















Comentarios

Entradas populares de este blog

DISCURSO ICONOGRÁFICO, ICONOLÓGICO Y TÉCNICO DE LA GLORIA Y LAS CARTELAS DEL TECHO DE PALIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA AURORA.

Toda representación plástica dentro del arte sacro está altamente fundamentada en relaciones simbólicas e iconográficas. Todo elemento que aparece suele tener una fuerte significación iconológica. Los símbolos artísticos son muy fuertes y están muy presentes en el arte religioso, de ahí que siempre es conveniente realizar un buen planteamiento no sólo de composición espacial, sino también de significado. Presentamos a continuación la relación y significación iconográfica e iconológica de las escenas que compondrán una parte del nuevo techo de palio de Nuestra Señora de la Aurora, Titular mariana de la Ilustre y Lasaliana Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz, Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestra Señora de la Aurora, María Santísima del Amor, San Juan Bautista de la Salle y Santa Marina, de la ciudad de Sevilla.                            Inmaculadas de J. Ribera, A. Cortina y  M. Altomonte, respectivamente. Las premis

Restauración de un Belén completo.

Empezamos la presentación del que será un proyecto duradero y a la vez placentero. Como belenista que soy, sobra decir que todo lo relacionado con el Belén y el Belenismo me apasiona. Y con este proyecto se unen dos grandes pasiones: afición y profesión. La restauración de este Belén completo, formado por más de 50 figuras antiguas de las fábricas de Olot (fechadas dichas figuras a finales del siglo XIX), realizadas con moldes positivados usando pasta de madera, cáñamo y lienzos. Como nos hallamos ante un proceso largo en cuanto al número de obras, sobra decir que esta publicación se alargará en el tiempo hasta finalizar con la última de las piezas. Mientras tanto, iremos publicando los avances en el trabajo. El estado de las obras es propio de su antigüedad y de su uso, pues hasta hace relativamente poco eran utilizadas para montar el anual Belén del colegio donde se guardan. Los faltantes de volumen se traducen en faltas de brazos, cabezas, piernas, manos, pies, patas en

Centenario del Himno a la Vall d'Uixó.

                                                                                               "En un pla rodejat de muntanyes,                                                      una vila en la falda s'estén:                                                         és la Vall, nostr pàtria beneita,                                                            d'Espadà en la serra, al començ." Hoy 12 de septiembre se cumplen 100 años del estreno del Himno a la Vall d'Uixó, mi ciudad, mi casa. Un Himno que nació bajo la idea de Eleuterio Pérez, que unió a dos grandes compositores del pueblo, de ideologías contrarias, pero unidos por su amor al pueblo y sus vecinos: Francisco Peñarroja y Leonardo Mingarro.                                                    "Té per porta la mar llevantina,                                                        per defensa, l'abrupte murall,                                                          per r